EL HUEVO

Un huevo tiene mas o menos la forma de un cero – 0 -, el cero es nada en matemáticas, a menos que vaya acompañado de algún otro número, sin embargo sin el cero sería imposible la progresión numérica, por lo que resulta un elemento imprescindible para que los números sean infinitos. Pasamos entonces de la nada a infinitas posibilidades en el campo de las matemáticas.

cero

El huevo es lo mismo pero referido a la vida y a la consciencia.

Un huevo es como una semilla, en ellos está depositado el germen de la vida que ha de desarrollarse, siempre según su especie, según su ADN, que aplicándose las circunstancias adecuadas de temperatura y humedad, nacerá un nuevo ser completo. Esto es así en la naturaleza.

Simbólicamente, si aplicamos este concepto al hombre, mas que a su parte física, a su conciencia, cada humano nace con infinitas posibilidades de desarrollo, digamos que su consciencia está en un huevo, y habrá de desarrollarla.

El secreto de este huevo de consciencia, es que está fecundado por el germen del Padre, el germen de la Divinidad, y de nosotros depende poder desarrollar las cualidades que traemos en ese ADN Divino, o seguir dejándolas latentes.

El desarrollo que todo humano debe hacer tarde o temprano, y que hará indefectiblemente, es desenvolver aquello que dice la Biblia de que “estamos hechos a imagen y semejanza de Dios”, que es nuestro Padre, es decir, buenos y puros, incorporando las Leyes Universales por las que se gobierna el mundo, que son las únicas Justas y Verdaderas.

Para ello hemos de darle al Huevo, donde reside nuestra Divina Filiación, unas condiciones especiales que permitan su crecimiento y desarrollo: calor suave y constante, atención, estudio, meditación y más, es lo que hace el alquimista en el atanor de su laboratorio.

alquimista y laboratorio

Laboratorio es una palabra que significa: labora et ora u ora y labora, trabajo y oración, siempre necesario para que la verdadera naturaleza luminosa del humano se desvele quedando al descubierto su Voluntad hacia el Bien que es lo que sostiene el Universo, de lo contrario la oscuridad se apoderaría del mundo llevándolo a la separación-destrucción, Por tanto lo que nos interesa es que lo que domine sea la Fuerza del Amor que todo lo cohesiona, la Unidad de todos los seres.

El como conseguir este cometido, , la evolución de la consciencia, que es el fin de la Humanidad es algo que todo ser humano logrará, aunque sea a lo largo de eones de tiempo, sin embargo este desenvolvimiento de la consciencia se puede acelerar mediante el estudio de la Cábala y sobretodo de la Alquimia, también de las Tradiciones Orientales, que nos dan pautas y sabias enseñanzas de como hacerlo.

Pero hay algo que sí depende de nosotros, y solo de nosotros, es decir, de cada individuo, que es: querer, osar, desear, buscar, etc.etc. la Verdad, cuando esto es así, se nos abren los caminos por los que transitar para comenzar una andadura que no tiene retorno, no por obligada, si no por que la conciencia ya no quiere dejar de aprender y de saber.

“Cuando el alumno está preparado aparece el Maestro”

Vírgenes Negras

Las Vírgenes Negras, son generalmente tallas en piedra o madera de pequeño tamaño, las de madera deben su color negro a que están teñidas o pintadas, es decir, que se hicieron así expresamente, no es que con el tiempo se hayan puesto oscuras.

Su culto comenzó a extenderse en la cristiandad allá por los siglos XI, XII y XIII. Representan a la Gran Madre creadora de vida; en realidad vienen de muy antiguo, una de sus representaciones mas ancestral es Isis, la esposa de Osiris y madre de Horus en el antiguo Egipto.

Lo que nos interesa, y es de lo que nos vamos a ocupar, no es de su historia, si no de su simbolismo, el cual, venga de donde venga, aún hoy en día está vigente.

Analizaremos su significado desde el punto de vista de la Cábala y de la Alquimia.

En el Árbol de la Vida, esquema fundamental inherente a la Cábala, las tres Esferas Superiores o Tríada Divina, de donde emana la creación son Keter, Hokmah y Binah, donde Hokmah es el Padre y Binah es la Madre, como en toda creación se necesita el principio masculino y el principio femenino, sino no hay reproducción posible, en este caso, no habría mundo.

Hokmah fecunda a Binah con la Vida que recibe de Keter, y Binah que es la Madre, comienza a gestar la creación, el mundo físico donde todos habitamos, en toda su magnitud, desde el aire hasta el ser humano, pasando por cualquier forma de vida.

La cuestión es que Binah es una esfera que se representa de color negro, Por lo que no es extraño pues, que algunas Vírgenes sean negras, ya que estarían representando a Binah, Madres de todo lo que existe, además, Binah trabaja con la energía de Saturno de la que se sirve para construir la materia.

A Saturno se le relaciona con la tierra, con la materia, con el tiempo, etc. y muy importante, con los límites, La Gran Madre, coge la Vida que recibe y empieza a darle forma y límite, todo lo que existe tiene un límite que contiene la forma, de lo contrario todo sería una masa informe, un caos.

Las Vírgenes Negras, las que son pintadas, están representando la densidad de la materia en su parte visible y externa, pero esconden en su interior, de color claro, la Blancura de la Luz, esa con la que fueron fecundadas, la que recibió Binah de Hokmah transmitiéndole esa materia prima que es Vida, Luz y Amor, sin las cuales no es posible la manifestación.

Es por eso que hay tantas leyendas o historias de Vírgenes Negras encontradas por unos pastorcillos, o soldados, o campesinos en una gruta, y por la misma razón algunas son colocadas para su culto en lugares angostos, sobre los cuales se han edificado ermitas e iglesias. Un buen ejemplo de ello es el Sagrado lugar de Montserrat, situado a unos 30km. De Barcelona, una sierra rocosa muy peculiar donde en el año 880 unos niños guiados por una Luz encontraron en una cueva la imagen de una Virgen negra, la que hoy se venera en su Basílica.

ermita de la cueva de montserrat donde fue hayada la Virgen cueva de montserrat

Si las Vírgenes Negras esconden en su interior la luz, es decir son blancas por dentro y negras por fuera, estaríamos hablando de equilibrio de polaridades entre lo masculino y lo femenino, ya que la luz que recibe de su polo opuesto y complementario que es Hokmah, la integra en si misma.

También podemos hacer mención a los textos alquímicos que nos hablan de matrimonio entre Hermano y Hermana, pero no como hermanos en la materia ni como dos individuos que sean hermanos, si no que se quiere hacer referencia a que son hermanos por que provienen de la misma Fuente Divina, la hermandad no se refiere a lazos de sangre en este caso. La Hermana (Binah) no pierde su virginidad, ya que es una unión-integración con el Hermano (Hokmah), dentro del Amor Universal de energías de diferente polaridad que al unirse forman un tercer Ente, que es llevado a nacimiento mediante las leyes de Saturno, atributo de Binah, la Gran Madre Creadora.

androgino-desvelando-simbolos-simbolo-simbolo-alquimico.jpg

Esto sirve tanto para lo que podemos ver y observar en el mundo material, pues toda creación sigue el mismo proceso, como para explicar lo que sucede en Planos Superiores: La Virgen, que siempre sigue siendo Virgen, recibe la Energía de la Vida que le hace concebir al Hijo de Dios hecho hombre, al ser perfecto, ya que nace de la integración de polaridades y dentro de las Leyes del Amor, el cual en nuestra cultura es al que llamamos Maestro Jesús, que vino a encarnación a darnos ejemplo con su vida y a traer el mensaje de Amor a la Humanidad entera. Es el pequeño niño que las Vírgenes llevan siempre en su regazo, al que protegen y alimentan, el Ser Andrógino, por tener en Él lo femenino y lo masculino en perfecto equilibrio, libre de errores que habrá de salvar a la Humanidad de todas sus imperfecciones y enfermedades.

La Cruz

Una cruz está compuesta por una línea vertical y otra horizontal que se cruzan en un punto.

Hay muchas formas de cruces, mas vamos a abordar aquí la cruz básica, es decir, la de dos líneas que se cruzan en un punto dando lugar a cuatro brazos iguales que sería la cruz griega, o tres iguales y el que va hacia abajo más largo, que sería la cruz latina.

La cruz representa los cuatro elementos: fuego, tierra, agua y aire, elementos de los que está compuesto nuestro cuerpo físico, por lo tanto la cruz representa al hombre en el plano material.

El trazo vertical se refiere a la polaridad masculina o iniciadora y el trazo horizontal es la polaridad femenina o receptora; el punto de intersección es donde se encuentra la consciencia, a través de ese punto se conecta con lo Superior para desenvolverla. Podríamos decir que nuestra parte Divina está crucificada en la materia y cuando morimos, esa parte divina se descrucifica, tal como pasó con Jesucristo, que al matarlo en la cruz, realmente no lo crucificaron, sino que lo descrucificaron, su consciencia voló libre. Desenvolver consciencia es el objeto de nuestra existencia, para dedicar nuestra vida hacia el bien, en comunión con los Principios Superiores o Divinos.

Sigue leyendo “La Cruz”

El Número 13

Vamos a analizar la simbología del número 13, que al contrario de lo que vulgarmente se cree, no es un número de mala suerte, sino todo lo contrario, por eso me atrevo a que sea la primera entrada de este blog, buscando precisamente buena suerte, buenas vibraciones.

La Cábala es hebrea, por tanto utiliza ese idioma que fue entregado a Moisés por Dios, en el Monte Sinaí, para manifestar su sabiduría.

En hebreo cada letra (solo consonantes, no hay vocales) es como un ideograma, tiene asignado un sonido, un significado y un número, pongamos por ejemplo la primera letra del alefato, la Alef – א , su número es el 1 y su significado es buey.

Sigue leyendo “El Número 13”